Saltar al contenido

All the Souls… (**1/2)

27 octubre 2021
All the Souls

El drama de nacer mujer en Nepal

El precio de una niña en Nepal varía desde los 150 hasta 25.000 dólares. Así es la magnitud del mercado en esa zona del mundo. Este documental pone el foco en la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, y la define como una de las formas de esclavitud que existen en el siglo XXI.

Un buen día, Roberto Lozano Bruna se fue a Nepal para rodar su segundo documental después de las buenas sensaciones dejadas con Los ojos de la guerra -2011-. Si en aquel caso se centraba en la violación de los derechos humanos, ahora lo hace en una violación más física. Aquella de la que son objeto las niñas de Nepal. Rondan las veinte mil quienes son raptadas cada año para vendérselas a propietarios de burdeles en India, un país vecino. Otras, las menos, tienen su destino en China, Australia, África, e incluso en América del Sur.

Tras unas imágenes de Katmandú, la cámara se detiene en Ishanath, un maestro Aghori que habla de los bienes materiales de este mundo, aquellos que dejarás aquí cuando fallezcas. Las creencias indostánicas que hablan del karma sostienen que hay uno bueno y otro malo, dependiendo de las personas. También que tenemos fijados las fechas del nacimiento y de la muerte. Las almas de aquellos que perezcan anticipadamente a causa de un accidente o un asesinato, no se reencarnarán. Estarán vagando en un limbo hasta el plazo fijado.

De inmediato, pasamos a ver imágenes del terremoto que afectó a la capital de Nepal en 2015. Tuvo una magnitud de 7,5 a 8,1, según varias fuentes y es impactante ver como edificios enteros se desmoronan como si fueran de papel. Algunas imágenes debieran haberse eliminado en la sala de montaje, pero entendemos que es difícil conseguirlas y luego dejarlas aparcadas. Los desenfoques y barridos inconexos no dan tanta sensación de pánico como la casa que cae a plomo sobre varios viandantes.

Tras las declaraciones de Benjamín Monnet, que lleva varios años en Nepal, comienza otra historia. No se hace mención a los españoles desaparecidos durante el seísmo, pero sí que se pone en valor los raptos de las muchachas nepalíes para que terminen siendo carne de burdeles. El protagonismo se le concede al doctor Rajendra Gautam, responsable de una ONG que se dedica a liberar a niñas vendidas. También a Kamala Badi, una de esas sufridoras que, tras ser rescatada, quiere ser profesora y luchar contra los raptos de sus congéneres.

Los datos son angustiosos. Gautam sostiene que Nepal se quedará sin habitantes como sigan raptando cerca de veinte mil niñas al año. Lo define como una forma de esclavitud y aboga por el cierre de la frontera con India. A principios de siglo solo había electricidad cuatro horas al día. Hoy, cada aldea goza de ella las veinticuatro horas, lo que ha favorecido el apego al televisor y a los teléfonos móviles. Lo que no rechazan es un dinero a cambio de lisonjas. Les dicen que sus hijas van a tener comida y estudios. No es así, por mucho que lo crean.

El precio de una niña nepalí oscila entre 150 y 25.000 dólares. Creencias de India sostienen que una vecina virgen puede curar ciertas enfermedades. No dejan de ser supersticiones, aunque encarezcan el precio. Es una lástima, pero las imágenes de estas dos terceras partes del film no acompañan a lo que se cuenta. Las secuencias de una incursión de los hombres de Gautam en un burdel hindú para efectuar un rescate podrían haberse grabado en cualquier parte, incluido un estudio. Restan mucho valor al documental.

Una idea flota como denominador común. Muchas nepalíes raptadas coquetean con el suicidio. Según el maestro Aghori al ser humano le atrae el poder, la fama, el lujo y el dinero. En la humanidad hay una parte blanca y otra negra, Es esta última la que va ganando terreno. Desprenderse del cuerpo es una forma de liberar nuestra alma. Un concepto válido a tenor de lo narrado en este trabajo.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: