Saltar al contenido

El bar de las grandes esperanzas (The Tender Bar (**)

9 enero 2022
El bar de las grandes esperanzas

Adaptación de las memorias de J.R. Moehringer que relata los años de adolescencia del escritor cuando vivía en Long Island y buscaba una figura paterna entre los clientes del bar de su tío. Más tarde, se graduaría en Yale y buscaría trabajo en el New York Times antes de ser escritor.

Los libros de memorias están de moda, le decían a Jr cuando proclamaba que quería ser escritor. Y ganó el Pulitzer, aunque a la vista de lo que se nos muestra en esta adaptación de sus recuerdos infantiles y juveniles tampoco me apetece mucho escudriñar en sus recuerdos. Es una historia más de niño inadaptado que es carne de psicoanalista por mucho que nunca haya pisado una consulta de este tipo. J. R. Moehringer –Daniel Ranieri- regresa con su madre –Lily Rabe– a casa de su abuelo –Christopher Lloyd-, en Long Island.

Lo hace siempre que pierde un trabajo, no tiene para pagar el alquiler o sufre un desengaño amoroso. No necesariamente por ese orden, como se indica en este film dirigido por George Clooney. Un trabajo de artesano, con oficio, pero sin alharacas. Destaca el color beige que rememora los años sesenta, aunque dos décadas después, cuando Jr es mayor –Ty Sheridan-, sigue utilizando los mismos recursos. Se demuestra que la desgana preside esta producción en la que destaca, como siempre, el niño y un Ben Affleck convertido en mejor actor cada día.

Es el tío Charlie, y regenta un bar llamado Dickens. Ideal para la afición a la lectura de su sobrino. Ejerce, como corresponde, de confidente del protagonista. Si bien, hay un matiz diferenciador. Aconseja más que escucha y le dice a Jr como tiene que comportarse un hombre. Junto al auto, dinero de reserva en la billetera y otras cuestiones incluye que jamás se pegue a una mujer. En cierto modo ejerce el papel de un padre ausente. El de su sobrino abandonó el hogar y, apodado La Voz –Max Martini-, es un DJ radiofónico.

No hace más que cambiar de emisora porque tiene problemas con la bebida y la justicia. Su hijo se esfuerza en seguirle a través del dial a pesar de las diversas decepciones que acompañan sus muchos desencuentros y sus escasos encuentros. En realidad, casi todo lo que rodea a esa familia es decepcionante. Desde el abuelo que quiere ver lejos al resto de su familia, hasta la posterior relación amorosa de Jr, que se añaden a lo ya reseñado. La esperanza, como insiste su madre, es que el chaval se gradúe en Yale.

Sidney –Briana Middleton- es chica de color de familia de clase media alta, y compañera de estudios, que juega con sus sentimientos. Se enrolla con él, pero no abandona a su novio de siempre. Hasta nueve veces rompe con Moehringer, si bien lo utiliza como follamigo. Mientras, se insiste en que si alguien no vale como escritor, y carece del suficiente talento para ello, se convierte en periodista. Afirmación tan banal como pensar que un crítico de cine es un director fracasado. Siempre hay excepciones, pero no dejan de ser aseveraciones gratuitas.

Prueba en el New York Times y terminan por cerrarle el paso a la plantilla. Escribe bien, pero la mayoría de sus relatos tienen que ver con el bar de su tío Charlie. Sin embargo, su presencia en él no pasa de ser un refugio de penas porque sigue evocando un padre al que todos denuestan. Tampoco el drama alcanza momentos superlativos, y cuando se pretende hacer una risa, se hace recurrente y no consigue su propósito. ¿Qué significa JR? Silencio. No quiere ser Júnior porque reniega del apellido paterno y en el Times no admiten iniciales sin punto.

De esta producción de Amazon Prime me quedo con el tío Charlie, y con Ben Affleck. El resto no alcanza el nivel de material sensible. Recuerdos que se convierten en banales con algunas secuencias que podrían haberse eliminado y otras que nos dejan con las ganas de ampliarlas. Un producto aséptico que no se puede suspender, pero que tampoco alcanza el notable.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: