Saltar al contenido

Belfast (****)

26 enero 2022
Belfast

La película, un drama de madurez ambientado en los tumultos de la Irlanda del Norte de finales de los años 60, sigue al joven Buddy mientras navega por un paisaje de lucha obrera, cambios culturales radicales y violencia sectaria. El chico sueña con un futuro glamuroso y, mientras tanto, encuentra consuelo entre sus familiares.

“Para los que se quedaron, para los que se fueron y por todos los que se perdieron”, reza la dedicatoria final de la película. Escrita y dirigida por Kenneth Branagh, se ubica a finales de los años 60, cuando Irlanda del Norte, y especialmente su capital, se encontraba inmersa en una lucha obrera y religiosa entre católicos y protestantes que causaron muertes violentas y daños irreparables. Los acontecimientos se repasan a través de los ojos de un niño llamado Buddy. Un adorable personaje interpretado por Jude Hill.

El chiquillo verá como las tapaderas de los cubos de basura, que hacían de escudos cuando jugaba a espadas, se convirtieron en parapetos de las piedras y otros proyectiles que volaban por su calle durante los enfrentamientos. Antes, habíamos visto el Belfast de hoy a todo color, con el brazo de mar que evocaba los astilleros de Harland & Wolf, donde fue construido el Titanic. De inmediato, Haris Zambarloukos, el director de fotografía, gira hacia el blanco y negro, que dominará el film salvo momentos puntuales. Era una época gris.

Puedo aceptar que a la película le falte equilibrio, pero está hecha con el corazón y a mí, personalmente, me tienen ganado desde el principio este tipo de apuestas. Branagh recuerda su infancia en la ciudad donde nació en 1960. Concretamente, los sucesos que tuvieron lugar nueve años después, cuando su barrio era un polvorín debido a la acción de un grupo de jóvenes irascibles e intransigentes que, incluso, comprometían al propio padre de Buddy, que regresaba de Londres los fines de semana que su trabajo le permitía.

El chico, que encontró su primer amor en la figura de una muchacha católica, y la más lista de la clase, se refugió en su familia y en el cine en aquel verano violento. Star Trek era el referente televisivo y Chitty Chitty Bang Bang, una ilusión cinematográfica que se vivía a todo color. El séptimo arte y la música son capitales en el film. Solo ante el peligro o El hombre que mató a Liberty Balance se reflejan en la pantalla al tiempo que se escuchan sus notas. Pero quien más brilla en este último apartado es Van Morrison, el mayor talento musical que dio el país.

No todos los temas son muy conocidos. Down to Joy permite el lucimiento de Jamie Dorman, el padre del protagonista, también como cantante. Aunque de creencia protestante, su personaje hace gala de una máxima comprensión. Su relación con el líder de la banda del barrio y el ascenso de este último para estar en la diana policial pasan por ser la parte más deficiente. A cambio, la relación familiar, sobre todo de Buddy con los suyos, incluido su hermano mayor, es cautivadora.

Está bien que su carismático padre sea simplemente Pa y su hacendosa madre solo Ma –Caitriona Balfe. Salvo el magnético joven, todos quedan eclipsados por los abuelos. Pop -Ciarán Hinds- aporta el lado más cómico, que también lo hay. Mientras, Judy Dench -Granny-, conforma una de las mejores actuaciones femeninas de reparto que hemos visto en los últimos doce meses. Contra todo pronóstico, el baile que se marcan ambos en la sala de estar le roba protagonismo al resto del largometraje.

Además de plantear el conflicto del Ulster a través de los ojos de Buddy, También se esboza otra cuestión. Ante las revueltas, con el consiguiente peligro y los sinsabores que conllevan, la familia se plantea la viabilidad de abandonar el lugar en el que crecieron y en el que tienen arraigo. Otra posibilidad es desplazarse todos a Londres y que el padre siga con su trabajo en el que se le ha planteado un ascenso. Incluso, pueden optar por marcharse lejos a Sídney o Vancouver, para empezar de cero y huir de todo aquello que les amenaza.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: