Saltar al contenido

El último hijo (The Last Son) (4,8/10)

22 mayo 2022
El último hijo

A fines del siglo XIX, Isaac LeMay, un malhechor homicida que fue maldecido por un horrible vaticinio que persigue a sus descendientes, tiene como próxima meta a su hijo Cal. Con los cazarrecompensas y el misterioso sheriff Solomon tras ellos, la situación se dirige a un feroz juego del gato y el ratón.

Si nos remontamos al siglo XIX y teniendo en cuenta que la acción se desarrolla en unas montañas de California será muy difícil que no nos topemos con un western. De eso se trata la última apuesta cinematográfica de Tim Sutton, un director que hasta ahora no nos ha dejado una obra que se salve de un aprobado raspado. Recurre a Sam Worthington para que encarne a Isaac LeMay, protagonista de una severa maldición.

En su día fue contratado para exterminar a los cheyenes y uno de los jefes de esta tribu nativa de Norteamérica le lanzó un conjuro trágico según el cual sería asesinado por uno de sus propios hijos. Como quiera que LeMay siempre ha estado involucrado en el sexo, ya sea en prostíbulos o fuera de los lupanares, su tarea se centra principalmente en localizar a todos sus descendientes y liquidarlos antes de que lo maten a él.

Elimina su descendencia

No hay piedad. Como Saturno devorando a sus hijos, cualquiera de sus vástagos que se encuentra en su camino son acribillados sin miramientos. El problema para ese hombre sin sentimientos es un criminal tan despiadado como él y que lleva su propia sangre. Se trata de un ladrón de bancos llamado Cal, que capitanea una pequeña banda y puede pasar de mostrarse alegre a exponer toda su violencia en cuestión de segundos. Lo interpreta Colson Baker, más conocido por su nombre de guerra como rapero y actor, Machine Gun Kelly.

Desea acabar con su padre antes de suceda lo contrario, pero es que a Isaac LeMay también le siguen la pista otros cazarrecompensas y, sobre todo, un sheriff reservado y con un pasado equívoco. Solomon -Thomas Jane- tuvo algo que ver con Anna -Heather Graham-, la madre de Cal y, probablemente, la mujer que más cerca ha estado del protagonista. Las féminas juegan un papel más preponderante del que debieran a tenor de la época en que se sitúa la acción. Incluida Megan -Emilie Marie Palmer- la tranquila y religiosa hija del personaje central.

Personajes alejados de la realidad

La historia se desarrolla en la región californiana de Sierra Nevada y se compone de diversos capítulos que cada vez acercan más a los principales personajes. No mantiene el suspense esperado, como si quisiera tender la mano al western tradicional, obstruyendo muchas de las posibilidades sobre el papel. La idea es más o menos novedosa y Sutton consigue imágenes bellas, especialmente cuando se decide por los contrastes. David Gallego, responsable de la fotografía es uno de los nombres más destacados en esta producción.

Aunque el metraje es más bien reducido, la película nunca apasiona. El ambiente es más bien sombrío sin que resulte imprescindible. Tampoco es la parte más endeble de la producción, puesto que muestra unos diálogos que resultan bastante obvios en algunos casos y cuya redundancia podría haberse descartado. Ninguno de los caracteres tiene el aura necesaria para sufrir con su destino. Desfilan unos personajes que no se hacen querer y que en ningún momento dan la sensación de acercarse a la realidad.

Fecha de estreno: 15 de mayo en Movistar+ (96 minutos).

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: