Saltar al contenido

Voy a pasármelo bien (7,0/10)

16 agosto 2022
Voy a pasármelo bien

Finales de los años 80, David y Layla estudian octavo de E.G.B. y les entusiasma Hombres G. También se gustan mucho entre ellos, pero su interés mutuo no llega a concretarse. Treinta años después vuelven a encontrarse y pasarán una semana juntos dándose cuenta de que aquellos niños que eran no se han marchado del todo.

Recuerdo la presentación de Hombres G en una desaparecida de Madrid a la que nos convocó el cineasta Manuel Summers, el padre de David, guitarra, cantante y el más carismático de los fundadores del grupo. Su música facilona no es la más valorada para mí dentro de la Movida Madrileña, pero entiendo la pasión levantada tanto en España como en Latinoamérica. Tras haber protagonizado dos largometrajes a la altura de sus canciones pegadizas, bien se podría decir que este film de David Serrano es el tercero, aunque sea de forma indirecta.

Ubicada en Valladolid en 1989, año de la aparición del álbum que le da título, nos encontramos con una propuesta fresca, que llega directamente al espectador como lo hacían los medios tiempos de las canciones de Hombres G. Su ritmo va a compasado con el de nuestro corazón, lo que parece reforzar su valor. Supongo que si David Summers, Rafa Gutiérrez, Javier Molina y Daniel Mezquita tuvieran veinte años menos serían los protagonistas en lugar de Raúl Arévalo, Secun de la Rosa, Raúl Jiménez y Dani Rovira.

Tres décadas después

Los cuatro aparecen en época actual, pero hay que remontarse treinta años, cuando una chica nueva llega a la clase de octavo de EGB y David queda impresionada por ella. Se llama Layla, como la canción de Eric Clapton. Los dos se gustan y sus amigos hacen lo posible porque el romance se desarrolle, pero los consejos del entorno muchas veces no son los más adecuados y los efectos son contrarios a los buscados . Aquella pareja quedó en boceto, como muchas otras en cualquier época.

Ha pasado el tiempo y Layla -Karla Souza- regresa a Valladolid para recibir un homenaje. No en vano es la primera española ganadora de un Oscar como cineasta y en Pucela tiene lugar un festival cinematográfico importante. David no tiene mucho de que presumir. Es un tipo normal y está alejado de los focos del famoseo. El encuentro entre ambos resulta inevitable, y a lo largo de una semana de encuentros se darán cuenta de que la llama de la adolescencia que parecía extinguida se ha reavivado. Para fomentarlo, están sus amigos de entonces.

Tiempo de musical

La historia parece convencional y muchas de sus líneas de diálogos también. Sobre todo, las que remiten a frases hechas de la época. Dichos que suenan cursi,s aunque en la boca de unos chavales de entonces hasta resultan graciosas. Entre tanto, surgen las sorpresas. El conjunto se transforma en un musical debido a la relación entre David y Laila. Cuando están juntos, la efervescencia se incrementa y el impulso de cantar y bailar las canciones de Hombres G es tan fuerte que se atreven con ello en plena calle. Un Amanecer en Edimburgo junto al Pisuerga.

Los títulos de las canciones de su grupo favorito dan para mucho porque, después de pasárselo bien, llega el tiempo del mal de amores. Sin embargo, Layla no se va esta vez con el niño pijo. David Serrano fue guionista de El otro lado de la cama y responsable de Una hora más en Canarias. Dos aproximaciones al cine musical que le han servido para completar una función refrescante, si bien chirría un poco la fusión de los pasos infantiles, juveniles y adultos. Van de más a menos en una comedia costumbrista y entusiasta que nos eleva la moral

Fecha de estreno en España: 12 de agosto de 2022 (108 minutos).

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: