Saltar al contenido

Calvary (****)

5 marzo 2015

El párroco de una pequeña localidad irlandesa recibe en confesión a un feligrés que le anuncia su muerte en el plazo de una semana. Tras haber sufrido abusos sexuales de pequeño por parte de otro sacerdote, piensa que asesinar a un cura bueno es noticia. El Padre James sigue adelante con su vida tal y como la tenía planeada.

La historia del cine irlandés del último cuarto de siglo no puede escribirse sin referenciar a Brendan Gleeson, pero su reconocimiento como un intérprete relevante se produjo a raíz de su primera colaboración con el cineasta John Michael McDonagh. Después de una historia interesante aunque repleta de humor negro y mucho más convencional, McDonagh se ha decidido por un drama en el que vuelca toda su ironía en el guion. Dirige con acierto y recupera algunos paisajes de un país católico, siempre verde, y de un modo de vida muy peculiar en sus poblaciones más pequeñas.

James Lavelle enviudó y fue padre de una hija antes de abrazar los hábitos. Intenta reprimir su afición a la bebida y se preocupa por resolver cualquier conflicto que pueda desencadenarse en su comunidad. Por eso no da crédito cuando se confiesa uno de sus feligreses. Le dice que fue objeto de abusos sexuales cuando tenía siete años por parte de un sacerdote durante una época muy prolongada. Aquel hombre está muerto y ahora quiere vengarse en la persona de un cura bueno, ya que asesinar a uno malo no tendría ningún sentido. Lo matará el domingo siguiente en la playa, una vez que su víctima haya puesto sus asuntos en orden.

Una construcción de western no exenta de suspense en las típicas praderas de Erín que se funden con el Atlántico. Como Gary Cooper en Solo ante el peligro, el Padre James asume su destino. Se preocupa, por supuesto, de lo que pueda ocurrir y para ello intenta acercarse más a su hija –Kelly Reilly- y consulta a su superior, quien le libera del secreto de confesión porque su asesino potencial no pidió la absolución de sus pecados. Mientras, continúa imperturbable su misión pastoral.

Se ocupa de Verónica–Orla O’Rourke-, una mujer que no puede ocultar los malos tratos de que es objeto. Se lo reprocha al carcinero, Jack Brennan –Chris O’Dowd-, quien le remite a su amante, un marfileño llamado Simon –Isaach de Bankolé-. También visita al millonario Michael Firtzgerald –Dylan Moran-, quien le confirma que la mayor parte de su dinero lo consiguió de forma ilegal y ahora quiere dar un importante donativo a la Iglesia. En el pub tiene una conversación con Frank Harte –Aidan Gillen-, un médico ateo quien narra uno de los eventos más dramáticos del film. El Padre James sabe quién amenaza con poner fin a su vida pero ni se lo reprocha ni decide enfrentarse a él. Simplemente, acepta lo que pueda suceder.

Lo que parece una historia de pederastia se convierte en un drama rural, contado con socarronería merced a un humor dosificado en su medida más justa y coherente. La historia, en sí, resulta terrible y la engrandece todavía más la soberbia actuación de Brendan Gleeson, que ha colaborado a que esta producción obtuviese significados galardones y se haya quedado a las puertas de otros, incluyendo la mejor interpretación masculina en los Premios de Cine Europeo.

Sin ser una película de masas, las vivencias de este sacerdote que, en contraste con otros compañeros no ha dejado de usar la sotana, llegan a cautivar. Como cada ser humano tiene sus flaquezas y sus remordimientos, en este caso avivados por una vida de seglar. Pero nada le aparta de enfrentarse a su destino, ni de enfrentarse a él poniendo la otra mejilla si es necesario.

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Vía Láctea.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: