Saltar al contenido

Cómo sobrevivir a una despedida (-)

27 abril 2015

Tres amigas y un compañero de la infancia se reúnen cuando una de ellas, la más sensata, está a punto de casarse. Con la aquiescencia de su novio le organizan una despedida de soltera en Gran Canaria que promete ser inolvidable. A sus 27 años están cansadas de trabajar como becarias por un mísero sueldo, y por eso deciden evadirse de su realidad.

Marta, Nora, Tania, Gisela y Mateo son amigos desde la infancia. Cada uno con su personalidad y sus problemas, siempre derivados de sus relaciones de pareja y sus contratos basura como becarios mileuristas. De niños, triunfaron con una coreografía de uno de los temas más populares de las Spice Girls, lo que justifica la presencia en la cinta de Emma Bunton haciendo de ella misma. Veinte años después, deciden preparar una despedida de soltera sorpresa a Marta –Úrsula Corberó- en la que su mejor amiga, Nora –Natalia de Molina-, lleva la voz cantante. Junto a ellas se marchan a Maspalomas Tania –María Hervás-, Gisela –Celia de Molina- y Mateo –Brays Efe-.

Lo que sucede en ese fin de semana es una auténtica locura, muy al estilo de Resacón en Las vegas, pero también con pinceladas de Despedida de soltera, en la que tres amigas preparaban el correspondiente fiestón al patito feo del instituto. En esta versión española, la propuesta feminista se lleva todavía más al límite, puesto que también es una mujer quien dirige esta propuesta, la debutante Manuela Morena, y se incorpora un gay –Mateo- al grupo central de protagonistas.

Con noventa minutos de duración, lo más interesante sucede en la última media hora. El desmadre inicial, con demasiadas alusiones al sexo, chistes groseros y poco inteligentes, da paso a un resultado inverosímil después de una noche movidita de la que los personajes centrales no se acuerdan de nada. Al estilo del largometraje dirigido por Todd Phillips, se intentan reconstruir lo sucedido en las últimas horas pero lo que de verdad podría albergar el máximo interés de esta puesta en escena se queda en el limbo. Con unas simples pinceladas se repasa una historia que debiera de ser el puntal más firma de esta producción.

Con una interpretación poco destacable y una puesta en escena que apenas resulta interesante, se pretende que a través de la sonrisa y de las situaciones extremas el espectador pueda propagar las mínimas virtudes de esta película a través del boca a boca. Puede que nos encontremos ante un éxito de taquilla, pero nada lo justifica desde el punto de vista cinematográfico. Incluso, echamos en falta un manual de instrucciones sobre cómo poder sobrevivir a esta película en el caso de que tengamos un mínimo de exigencia.

En cierto modo, nos recuerda a ciertos filmes de Mariano Ozores, como Yo hice a Roque III, en los que se adaptaba al sentimiento patrio historias de éxito allende nuestras fronteras. En aquellos casos, tenían mucho más sentido. Este es el mejor ejemplo de lo que podría ser una comedia que marcase un hito en taquilla y mostrase la realidad actual del país, pero las posibles críticas sociales o políticas se han quedan en el tintero. Si a ello se le une un humor zafio, en el que las tres coautoras se basan casi únicamente en el tamaño y forma de los atributos masculinos, la cosa se queda en un ¿qué he hecho yo para tener que ver esto?

Tampoco se saca partido a unos exteriores que debieran de ser mucho más atractivos. La Consejería de Turismo de Canarias debería protestar enérgicamente por tan notable ausencia de sensibilidad ante un destino turístico tan importante. NI el paisaje forma parte de la película, ni se pretende.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: