Saltar al contenido

Toro (**)

27 abril 2016

Dos hermanos se reencuentran cuando el más pequeño ha salido de la cárcel. El mayor ha engañado a su jefe, un mafioso que controla diversos negocios en la Costa del Sol, y ahora clama venganza. Asuntos de familia contra un enemigo común, el mismo del que han aprendido a lo largo de su vida delictiva.

Cada vez resulta más frecuente encontrarnos con propuestas de acción en la cinematografía española. Se ha pasado de un intimismo prácticamente pleno a buscar otras vías que aseguren una mayor comercialidad en el exterior. En ese marco se inscribe la última apuesta de Kike Maíllo, que nos había sorprendido con Eva y se encargó de llevar a puerto un film absolutamente olvidable como Tú y yo, con David Bisbal como cabecera de preparto, en el que apenas se podía reconocer al cineasta valenciano.

El realizador barcelonés vuelve a enfrentarse a un guion ajeno y, por mor del apodo de su protagonista y algunas secuencias moteras, engarza con nuestro cine de finales de los ochenta y principios de los noventa. Su puesta en escena y el tratamiento de la imagen va en ese sentido. Seguramente, en ese contexto ha echado de menos más de una vez durante el rodaje al Javier Bardem de Huevos de oro y Jamón jamón.

La historia comienza cuando tres hermanos se proponen dar un golpe en un restaurante chino. Uno de ellos muere abatido en un enfrentamiento con la policía, el mayor logra burlar a las fuerzas del orden y el pequeño, termina entregándose tras eliminar a varios representantes de las fuerzas del orden. Cinco años después, le comunica a su novia –Ingrid García Johnsson- que podrá dormir todas las noches con ella puesto que en unos días se le conmutará el tercer grado. Aposado Toro –Mario Casas-, ahora trabaja como chófer en una empresa que traslada a turistas del aeropuerto a los hoteles malagueños. Su reinserción, sin embargo, no será fácil.

Su hermano mayor –Luis Tosar-, que hasta su hija Diana –Claudia Canal-, le llama por su apellido, Sánchez, ha engañado a Romano –José Sacristán-, el mafioso de turno, desviando dinero de sus negocios. Es el mismo personaje para el que en su día trabajó Toro, llegando a contar con su absoluta confianza y a quien respetaba como un padre. Una demostración de afecto que no le resultó halagüeña a Romano, ya que las cartas le anticiparon un final trágico a manos de alguien que decía quererle como a un hijo. Como quiera que los esbirros del capo –con José Manuel Poga encarnando a su lugarteniente- secuestraron a Diana dispuestos a conmutar su vida por la de Sánchez, unido a un episodio anterior, provoca que los dos hermanos se enfrenten a vida o muerte con los citados secuaces y su propio jefe.

Maíllo rodó en escenarios naturales de Málaga y Almería, incluido el Cabo de Gata, aunque sin extraer su mejor partido. Probablemente, con el recuerdo de que en La Peineta hubiera rodado con anterioridad Steven Spielberg. Únicamente, en una persecución a orilla del mar en la capital de la Costa del Sol, se luce por encima de la media en un film que comienza de manera aceptable y se va espesando debido a  los convencionalismos de un guion farragoso y en un vano intento de aligerar el thriller de personajes. Por ejemplo, haciendo coincidir a la vidente con la viuda del hermano abatido en el primer episodio del film.

La figura de José Sacristán se eleva por encima del resto, con un Luis Tosar al que su papel apenas le permite lucimiento. La historia de Caín y Abel, el hermano mentiroso y el que quiere ser bueno, unidos por el amor fraternal, se queda a muchas leguas de otras propuestas cinematográficas de mayor envergadura y mejor retratadas. Es convincente y más que satisfactoria la aparición de Claudia Canal en su primer trabajo delante de las cámaras. Sale airosa incluso de las frases más superficiales en una producción que apenas ofrece novedades dentro del género y que, cuando las copia, ni siquiera lo hace con la sensibilidad necesaria.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: