Skip to content

Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás (Jack Reacher 2: Never Go Back) (**)

11 noviembre 2016

Después de desmantelar una red de tráfico urbano, Jack acude a una cita con una oficial que le ha estado ayudando.  Al llegar a Washington recibe la noticia de que la mujer ha sido acusada del asesinato de dos de sus hombres. Al tiempo, el protagonista es investigado por no pasar la correspondiente asignación a una supuesta hija.

El cine de acción parece ser el más rentable para Tom Cruise. A la saga Misssion Imposible hay que añadirle ahora la de Jack Reacher, personaje extraído de las novelas de Lee Child. No necesita hacer juegos malabares ni perpetrar acciones imposibles. Este héroe, que no abandona la camiseta, representa un ex oficial que conoce todas las tácticas para pasar un advertido. De muy difícil localización, es la coartada perfecta para historias de acción en las que el único objetivo es la descarga de adrenalina.

Hay algunas contradicciones en la historia con respecto a la personalidad mostrada por Jack Reacher en el original cinematográfico. Por ejemplo, lo encontramos colaborando con las autoridades militares, dando caza a un sheriff corrupto en la secuencia inicial del film. A continuación, decide visitar Washington para cumplir con una cita con la que ahora ocupa su despacho, la mayor Susan Turner –Cobie Smulders-.

Nada más llegar al cuartel general, le informan que Susan Turner ha sido acusada del asesinato de dos de sus hombres, mientras que el propio Jack Reacher tiene problemas con la justicia después de no haber satisfecho ninguna mensualidad de mantención a la madre de su supuesta hija, Samantha Dayton-Danika Yarosh- . Se trata de un bella muchacha de quince años de edad, capaz de sobrevivir con pequeños hurtos y utilizando el arte de la escapatoria muy al estilo del propio protagonista.

Prosigue un guion centrado en persecuciones con el añadido del suspense aliñado en el tráfico de armas con Afganistán. Aunque a  Jack Reacher le gusta trabajar solo, tiene que aceptar la compañía de Sam y de Susan para conseguir salvar su nombre y el de la mujer, así como proteger a quien, cada vez parece más seguro de ello, todo apunta a que lleva su misma sangre. Nada llama la atención en este film dirigido por Edward Zwick, que ya coincidió con Cruise en El último samurái.

La puesta en escena resulta convencional y la historia apenas ofrece novedades porque cada fragmento suena a ya visto con anterioridad. Tampoco los diálogos son significativos, mucho más por cuanto la novela original tampoco destaca por su calidad literaria. La interpretación es correcta y la química entre los personajes principales funciona en ocasiones. Incluso los antagonistas no llegan a un nivel susceptible de recuerdo. Ni el capitán Anthony Spin –Aldis Hodge- ni El Cazador –Patrick Heusinger-, consigue convencernos de que son malos auténticos, de serie.

Pese a todo ello, la película cumple su objetivo. Lo suyo es solamente entretener. Uno de esos productos en los que entras al cine, pasa un rato aceptable y antes de levantarte de la butaca ya te has olvidado de lo que has visto. Y así debe ser porque no tardará mucho tiempo en aparecer una producción similar y tendremos que partir de cero si no queremos malgastar nuestro tiempo y nuestro dinero. El thriller, combinado con la acción, suele dar buenos réditos en taquilla. Aunque se trate únicamente de eso.

Es difícil elegir si esta propuesta es mejor o no que la primera de la saga. Probablemente, haya que colocarlas a una altura similar. En esta, que no goza de las sorpresas que siempre conlleva definir a un personaje, advertimos una mayor calidad, tanto de exposición como de montaje, lo que ayuda a que no decaiga en ningún momento. Con personajes como éste, Tom Cruise puede repetir durante los años en que su cabello siga siendo negro y su cara no luzca arrugas extremas. Nada que no pueda arreglarse con suficiente Botox, un buen tinte y el maquillaje necesario.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: