Saltar al contenido

Buenos vecinos (Undir trénu – Under the Tree) (***)

6 agosto 2018

Quítame allá ese árbol

La esposa de Atli lo ha puesto de patitas en la calle por su infidelidad y él regresa a casa de sus padres quienes mantienen un contencioso con sus vecinos a causa de un árbol, que impide que el sol llegue a la cristalera de la casa de al lado. En Islandia, los rayos del astro rey son un bien demasiado preciado como para ocultarlos.

La cinematografía islandesa produce prácticamente una película al mes. Teniendo en cuenta el número total, en los últimos años ha llegado a nuestras pantallas un porcentaje importante en relación con otras latitudes. Lo que más sorprende, no obstante, es su calidad. El tercer largometraje de Halfsteinn Gunnar Sigurösson, seleccionado para competir por el Oscar a la mejor película de habla no inglesa, está coproducido también por Alemania, Dinamarca y Polonia. Se trata de un drama familiar que se combina con la comedia negra.

La propuesta es una oda al diálogo, a los acuerdos que se deben alcanzar a cualquier precio, aunque afecten a dos posturas antagónicas. De otra forma, se puede alcanzar un nivel de violencia incontrolado que hasta es susceptible de concluir en tragedia. Un viejo chiste cuenta como a un salón del salvaje oeste llega un forastero y se encuentra con tiroteo descontrolado. Pregunta al dueño del local qué ha pasado y éste le contesta: no lo sé. Empezaron tirándose migas de pan. El relato discurre de forma paralela. Llegándose a traspasar todos los límites desde la más mínima intransigencia. En la línea de El insulto, el premiado largometraje de Ziad Doueiri

El primer detonante de este largometraje islandés lo encontramos cuando la esposa de Atli descubre que su marido se entrega a juegos solitarios viendo porno en su ordenador. No muestra muchas luces el personaje encarnado por Steinpór Hróar Steinpórsson. Si te pillan, cierra la pantalla y asume la falta. Pero no, él dejó que siguiera la grabación y ella descubrió que los amantes era el propio Atli con una mujer conocida, Rakel -Dóra Jóhannsdóttir-. Ante ese hecho, Agnes -Lára Jóhanna Jónsdóttir- le pone de patitas en la calle, lo que le obliga a regresar a casa de sus mayores.

Inga -Edda Bjorgvinsdóttir- y Baldvin -Siguröur Sigurjónsson- representan un matrimonio poco convencional, especialmente la mujer. En su pequeño jardín tienen un árbol que impide a los rayos del sol llegar hasta la cristalera de sus vecinos, Konrad -Posteinn Bachmann- y Eybjorg, encarnada por Selma Björnsdóttir, quien representó en dos ocasiones a su país en el Festival de Eurovisión durante la pasada década. Estos tienen un precioso perro pastor alemán, aquellos un hermoso gato de angora.

En Islandia el sol es un bien preciado. Por nuestras latitudes valoramos los árboles, los cuidamos e intentamos protegerlos. En el país nórdico las pocas horas diurnas y el calor del astro rey resultan lo suficientemente importante como para sacrificar muchísimas cosas. El árbol del jardín de Inga y Baldvin es objeto de controversia. Ellos presumen de él, pero a los vecinos es molesta. Mientras, continúa el intento de Atli por pasar más tiempo con su hija Sara. Ve a Rakel pero Agnes no quiere saber nada de su marido. Desaparece el gato y luego…

El ritmo es lento y la puesta en escena, distante. Halfsteinn Gunnar Sigurösson ofrece una narración compacta pese a que navega entre el drama y la comedia negra. Mezcla los géneros, o pasa de un género al otro con total confianza y seguridad, por lo que la película se ve con agrado, sin más sobresaltos que aquellos derivados de una trama cuya violencia va in crescendo. Mientras Baldvin ensaya con el coro, la procesión va por dentro. No entiende cómo se ha llegado a esa situación, pero la tragedia ya está servida.

El autor intenta ser ecléctico dentro de una profundidad emocional salvaje. Mantiene prácticamente las mismas dosis de humor que de drama, pero no salva demasiado a las mujeres. Inga es la que reacciona de manera más airada ante las protestas vecinales, aunque en principio fue su marido el que se soliviantó cuando estaba cortando el césped. Hay un momento también en el que Agnes parece dispuesta a perdonar a Atli por el bien de su hija y para que pueda disfrutar de sus dos progenitores por igual, pero su misiva pacificadora termina con la sorprendente petición de divorcio. Un claro ejemplo de lo que podemos encontrar en este atractivo film, en el que se nota un gran esfuerzo porque las situaciones giren hacia lo sorprendente, lo que se consigue en la mayoría de los casos.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: