Saltar al contenido

Pavarotti (***1/2)

12 enero 2020

Pavarotti – Un retrato para la historia

Documental que refleja la vida de Luciano Pavarotti, uno de los mejores tenores de todos los tiempos. Narra desde sus comienzos, con su victoria en un primer concurso y repasa su exitosa carrera musical ofreciendo pinceladas de una personalidad abierta y optimista.

Luciano Pavarotti nació en Módena el doce de octubre de 1935 y falleció en la misma localidad el 6 de septiembre de 2007 a consecuencia de un cáncer de páncreas. Hacía solamente cuatro años que se había desposado en segundas nupcias con su asistenta personal, Nicoletta Mantovani. Su esposa, Adua Veroni, con la que se había casado en 1961, le abandonó en 2000 debido a sus amores y sus asuntos extramatrimoniales. Visto desde la distancia, y reforzado por las imágenes, se podría pensar que en estos días podría haber corrido una suerte paralela a la de Plácido Domingo en cuanto a las acusaciones de abusos por las que ha sido denunciado el intérprete y director de orquesta español.

Probablemente, si el Me Too se hubiera producido algunos años antes, Ron Howard no habría incluido alguna de las fotos y declaraciones que se encuentran en este documental. La razón es muy simple. El responsable de títulos como Una mente maravillosa y Apolo 13 firma un trabajo amable sobre su protagonista. Se muestra como un fan que domina su profesión y proporciona al tenor italiano una aureola de divo prácticamente irrepetible.

Se centra fundamentalmente en sus éxitos musicales y, una vez concluida la proyección, extraemos muy pocas consecuencias en otros terrenos. Excluyendo su facilón sentido del humor y su carácter extrovertido, poco se nos descubre de su verdadera personalidad y de su vida privada. Incluso, todas las figuras y familiares que aportan sus reflexiones en el documental lo hacen casi exclusivamente desde el punto de vista profesional.

El gran intérprete lírico iba a para maestro de escuela por mucho que le gustase cantar y tuviera aptitudes para ello. También las tenía su padre y no pasó de ser un panadero. Tras ganar un concurso, deslumbró con su interpretación de Rodolfo en La Bohéme. Más adelante, certificaría su calidad con el aria Ah! mes amis de La hija del regimiento, pieza que exige nueve dos de pecho o C’s altas, como se denomina en el argot. Sabemos que en el Covent Garden londinense comenzó a fraguar su éxito internacional y que admiraba a Enrico Caruso, aunque desconocemos quienes fueron sus maestros ni quienes ayudaron a pulir su voz.

Poco a poco fue quemando etapas y actuando en los grandes templos operísticos hasta que tiene lugar el recital de Los Tres Tenores con motivo de la Copa del Mundo de fútbol de Italia 90. Previamente, ya se había presentado en solitario, admitiendo la gran responsabilidad que suponía y adjuntando a su oronda figura el esmoquin y un pañuelo blanco para enjugar el sudor. Cuando su amigo José Carreras contrajo la leucemia se volcó en su ayuda y, una vez restablecido el catalán, coincidió con él y con Plácido Domingo en el mismo hotel neoyorquino debido a sus compromisos en la temporada de ópera del Met de Nueva York.

Un empresario avispado fue quien les propuso su actuación en las Termas de Caracalla. Dirigidos por Zubin Mehta, quedó inmortalizada en un DVD que todavía hoy es el disco de música clásica más vendido de todos los tiempos. Contiene fragmentos que todavía nos ponen los pelos de punta, como O sole mío y la improvisación del Nessun dorma. Sería el primero de una treintena de conciertos ofrecidos por las tres voces más acreditadas de su generación. La del tenor, se dice en el filme, es el registro más natural de un hombre.

El documental está plagado de secuencias y fotos de archivo tanto de Pavarotti como de otras figuras relevantes a las que se nombra en algún momento. Un buen trabajo de recopilación de Ron Howard que nos hace sonreír en bastantes ocasiones con el sentido del humor de su personaje. Merced a un montaje eficiente, el trabajo es ameno y se luce con las apariciones del propio tenor, pero también con las de Enrico Caruso, Diana de Gales, Nelson Mandela, Stevie Wonder, Jimmy Carter, Celine Dion, Sting, Spike Lee, Bon Jovi y muchos otros.

Además, se cuenta con la participación de las tres hijas de Pavarotti, Lorenza, Giuliana y Cristina, así como de su viuda. Entre las personalidades musicales que ofrecen sus testimonios y se referencian, figuran los mencionados Zubin Mehta, Plácido Domingo y José Carreras, aparte del pianista Lang Lang, la soprano rumana Angela Gheorghiu, su colega estadounidense Carol Vaness, el flautista italiano Andrea Griminelli, y Bono, líder de U2, aparte de promotores y otras personalidades relacionados con el mundo de la música clásica.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: