Skip to content

Amor y amistad (Love and Frienedship) (***)

14 noviembre 2016

A finales del siglo XVIII a Lady Susan Vernon, que recientemente se ha quedado viuda, le precede una fama bien ganada de mujer de moral relajada. Sin muchas posibilidades económicas, llega a casa de la familia de su cuñado con la intención de buscar un marido rico para su hija y otro para ella. Adaptación de un texto literario de Jane Austen.

La vida cotidiana de la clase alta británica, especialmente en el campo, durante la época de la Regencia, en pleno germen de la revolución industrial, fue descrita con detalle por Jane Austen a través de sus novelas y relatos cortos, como en Lady Susan¸ texto original que ha servido de base a este film. De esta forma, asistimos a la recuperación de un cineasta, Whit Stillman, que nos sorprendió con su primer trabajo –Metropolitan, 1990-, pero que desde entonces sólo había dirigido otros tres largometrajes.

Austen apostó siempre por una educación liberal para la mujer. Por eso, la mayoría de sus personajes femeninos más trascendentes pueden considerarse como liberales para la época, cuando su educación, generalmente, dependía de alguna de las escuelas para damas existentes a lo largo del país. De una de ellas fue expulsada Frederica–Morfydd Clark-, después de que pretendiera escaparse del centro. Su madre, Susan Vernon –Kate Beckinsale-, epicentro de la historia, ha enviudado recientemente y, tras haberse ganado una merecida fama de rompecorazones, viaja a la residencia de sus cuñados, Charles Vernon –Justin Edwards- y Catherine DeCourcy –Emma Greenwell-, después de haber mantenido una supuesta relación con un hombre casado, el apuesto Lord Manwaring –Lochlann O’Mearáin-.

Lady Susan está acostumbrada a manejar a los hombres a su entera voluntad. También a las mujeres que no muestran una fuerte personalidad o la entereza suficiente para combatir su ironía y perspicacia. A su llegada a Chruchill, la localidad en la que sus cuñados la acogen, presume de tener dos amigas. Una de ellas es Mrs. Cross –Kelly Campbell-, una chica para todo que ejerce más bien de criada. Lady Susan dice que, por la amistad que las une entiende que no debe retribuir sus servicios. Por eso, cuando encuentra un trabajo remunerado, abandona la casa. La segunda confidente es Alicia Johnson –Chloë Sevigny-, una americana de Conneticut amenazada por su marido con devolverla a Norteamérica si mantiene su amistad con la protagonista.

Dos caballeros forman parte activa del argumento. Sir James Martin –Tom Bennett- es un acaudalado noble de corta inteligencia, capaz de afirmar que Los Mandamientos que Moisés bajó de la montaña eran doce y no diez. Ha pedido matrimonio a Frederica Vernon, pero ella lo rechaza, aunque su madre intenta convencerla de que esa unión le aseguraría el futuro. Mientras, Susan Vernon coquetea con el hermano pequeño de su anfitriona, Reginald DeCourcy –Xavier Samuel-. Además de la diferencia de edad, los padres del chico y su hermana le advierten del peligro que supone caer en las redes de una mujer tan experta y con tan mala fama, pero ella sabe perfectamente que armas debe de utilizar para atraerlo.

La película, aunque sea estadounidense, muestra una impecable factura que nos remite a las grandes producciones británicas de época. Con un vestuario muy cuidado y unos parajes de ensueño, la transposición del relato corto de Jane Austen eleva un personaje bien definido y auténticamente provocador, como es el de una protagonista encarnada con eficiencia por Kate Beckinsale. La actriz ha dejado atrás se experiencia como caza vampiros para manejar a su antojo a cualquier hombre que se cruce en su camino.

Además, la cinta se nutre de una diálogos bien construidos y una fina ironía que transforma el drama en una comedia inteligente que tiene el demérito de un exceso de personajes que desfilan ante nuestros ojos en apenas hora y media. Para minimizar los daños, Stillman, que firma su mejor trabajo tras las cámaras, ha optado por presentarlos casi todos ellos al comienzo utilizando un plano fijo y un texto explicativo. Una buena solución que no implica el hecho de una cierta confusión hasta que entendemos con claridad el árbol genealógico de la rama principal y la circunstancia de cada uno de los personajes adyacentes.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: