Skip to content

El bar (**)

27 marzo 2017

Un grupo de personas desayunan en un bar del centro de Madrid. Cuando uno de los clientes abandona el lugar recibe un disparo en la cabeza. El resto no se atreve a salir previendo una muerte segura. Están atrapados y en los minutos siguientes cada cual sacará a relucir sus respectivos pecados.

Un establecimiento clásico del madrileño barrio de Malasaña inspiró este nuevo film coral de Álex de la Iglesia. La historia transcurre en un bar y da comienzo a las nueve de la mañana hora en la que, como cada día, una variopinta clientela se da cita en el local. Uno de ellos sale a toda prisa y recibe un disparo en la cabeza. Desde ese momento, ninguno de los presentes en el negocio se atreve a marcharse, temeroso de recibir otro impacto mortal. Están atrapados, como lo estaban los personajes de El ángel exterminador, de Luis Buñuel. ¿Y si el asesino está dentro, confundido entre los clientes? Un argumento infalible para que afloren las miserias y las culpas de cada cual.

Álex de la Iglesia nos tiene acostumbrados a planteamientos brillantes que posteriormente se desinflan al fagocitarse a sí mismo. Es un experto en la comedia negra, logra entretener y crea atmósferas convincentes, pero casi nunca suele rematar con éxito sus guiones porque se mete por vericuetos de los que resulta imposible salir. Dar marcha atrás puede ser un recurso en un momento determinado, pero el cineasta  bilbaíno sólo entiende de huidas hacia adelante. Salvo singularidades muy concretas, su carrera se ha movido en historias normalmente corales en ambientes cutres, y esta propuesta no conlleva excepciones.

Una vez más, el arranque es magnífico. La cámara se mueve por entre un grupo de personas muy distintas entre sí, que van desde el tipo tranquilo al vagabundo apocalíptico, pasando por la heroína por accidente. Después de media hora de buen cine, el globo se pincha y comienza a dar bandazos sin rumbo porque el autor se ha metido en un jardín donde ha terminado por pisotear todas las flores. El espectador se pregunta ¿pero esto que es? Y la única ocurrencia que tiene De la Iglesia es recurrir a elementos repulsivos. Como si quisiera remendar con la escatología y lo repugnante las propias carencias de una historia que no necesita estamparse contra un bloque de hielo para naufragar. Su mejor referente es La comunidad que, por cierto, acababa en un bar.

Lo malo es que esta tendencia a repetirse, no en los argumentos, pero sí en el desarrollo, afecta también a los actores. La mayoría se fusila a sí mismo en los caracteres de corte patético tan queridos al director. No aportan nada nuevo respecto a lo que ya hubieran hecho antes. En esta tragedia disfrazada de comedia encontramos a un hípster –Mario Casas-, una pija –Blanca Suárez-, el gracioso –Secun de la Rosa- y la siniestra –Terele Pávez. A ellos hay que unir a Carmen Machi, que pasaba por allí y a un Jaime Ordóñez que pide a gritos un papel protagonista a su medida. Surgido de los espacios televisivos de José Mota, está para mayores empresas que para completar un reparto en el que aporte su buen hacer y su comicidad.

Con elementos de ciencia ficción, esta nueva propuesta paranoide de Álex de la Iglesia no difiere de anteriores trabajos. Entre la mugre, la grasa y la sangre, refleja la mezquindad del ser humano, ese lado oscuro que suele aparecer en situaciones límite. El hombre es ruin, mezquino y, sobre todo, va a lo suyo. La tesis se demuestra entre carreras y excesos, como sucedía en films precedentes del mismo autor. La fórmula se repite en otros lugares, con otros personajes y en otras circunstancias, pero no dejan de ser los mismos lobos con distintas pieles.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: