Saltar al contenido

Madame Hyde (**)

18 septiembre 2018

El reverso del súper héroe

Una excéntrica profesora, a la que desprecian sus alumnos y también sus compañeros de claustro, recibe el impacto de un rayo en una noche tormentosa. Desde entonces, no parece la misma, ya que su relación con los demás da un giro completo. Sin embargo, su otro yo subyace en su interior y provoca un conflicto de intereses.

Madame Géquil es una profesora de física en una escuela técnica que no está bien considerada ni por sus alumnos ni por sus compañeros de claustro. Es objeto de gamberradas por parte de aquellos, que dudan de sus métodos docentes por ser demasiado empíricos, al tiempo que ha sido objeto de evaluación por las autoridades académicas. Tampoco es demasiado feliz en su vida personal. Casada con Pierre -José García-, su matrimonio parece funcionar mediante una especie de encefalograma plano.

Esa mujer está encarnada por Isabelle Huppert, una actriz de tronío que, usualmente, se distingue por aceptar personajes fuertes, que toman el control sobre su vida o quienes les rodean. En este caso, inicialmente sucede lo contrario, aunque una tarde de tormenta todo cambia. Mientras experimentaba en el laboratorio, es alcanzada por un rayo. A partir de ese momento, parece otra persona distinta. Se muestra férrea en el aula, cariñosa y sensual con su esposo y la aparente abulia que parecía afectarla da paso a una movilidad inusual.

Aparentemente, es como uno de esos guiones en los que el personaje principal se golpea la cabeza y se cree quien no es. Hay una diferencia, cuando eso sucede, el comportamiento de esa persona es lineal, no confluyen en las dos personalidades como le sucede a la señora Géquil. La razón es que Serge Bozon, escritor y director, ha compuesto un rol que parece una variante femenina del protagonista de la novela El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde.

No hay dos personajes en uno, ni una doble cara, como sucedía en el montaje musical basado en la obra de Robert Louis Stevenson. Sí que subsiste la lucha interior entre los dos caracteres. Cada uno de ellos pugna por imponer sobre el otro. La gran diferencia es que el paso de uno a otro tiene lugar con la aparición de un resplandor en torno al cuerpo de la protagonista. Literalmente, podría decirse que se trata de una mujer en llamas. De esta guisa es como comete los actos punitivos que dan razón al título del film, que bien podría haberse titulado El extraño caso de la doctora Géquil y Madame Hyde.

Otros dos personajes toman carta de naturaleza en esta puesta en escena que presenta a su protagonista como una especie de súper héroe. Sus alumnos hablan de Spiderman y, si Peter Parker fue transformado por la picadura de un arácnido radioactivo, madame Géquil ha recibido sus poderes merced a un rayo. Claro que, mientras el hombre araña utilizaba sus facultades para hacer el bien, ella opta por todo lo contrario. El actor y cineasta Romain Duris asume el rol de director del centro educativo, mientras Adda Senani es Malik, el lisiado alumno que es el preferido de la profesora.

La historia es atractiva, no así tanto el desarrollo. En estos tiempos de efectos especiales grandilocuentes y muy afinados, la propuesta de Bozon nos parece bastante tibia. Además, muestra un grave problema de contenido. Toca muchas cuestiones, pero de forma tan superficial que apenas resultan susceptibles. Por ejemplo, las aulas próximas a un barrio hiper poblado de emigrantes, lo que se demuestra en cada una de las clases, con muchachos cuyos países de origen son muy diversos. A ello habría que sumar la relación alumno/maestro y las inspecciones que se pueden llevar a cabo.

De igual forma, se pasa de soslayo por las relaciones matrimoniales caídas en la rutina, aunque este aspecto está más desarrollado que el anterior, ya que todo lo referente a las aulas queda minimizado, incluida la discusión sobre si es preferible una educación más práctica o más teórica. Sucede algo parecido con la idea de la persona que se es y la que a cada uno le gustaría ser. No es la mejor película de su autor, pero Isabelle Huppert suele mejorar todo aquello que toca y este largometraje no representa ninguna excepción.

Anuncios

From → Cine

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: