Saltar al contenido

Condorito (**1/2)

17 noviembre 2018

Un pájaro desplumado

El cóndor desplumado más querido de Hispanoamérica emprende una aventura junto a su sobrino para rescatar a la madre de su amada. La mujer fue abducida por un grupo de alienígenas que quieren hacerse con un amuleto capaz de nublar la mente a las demás criaturas del Universo.

En España, el nombre de Condorito posiblemente no nos diga demasiadas cosas, pero se trata del protagonista de las tiras cómicas más populares en Hispanoamérica después de Mafalda. El personaje fue creado por el chileno Pepo en 1969 y todas sus historietas, cada una de ellas independiente del resto, terminan con un ¡Plop! a cargo de uno de los personajes al sentir vergüenza por su comportamiento. Una especie de tierra, trágame. Normalmente, se encuentra acompañado de su mascota, Washington, y ambos poseen una estatua en Santiago de Chile.

El protagonista de estas historias es un hombre-cóndor, en alusión al ave que figura en el escudo nacional de Chile, aunque en el film se refieren a él como un cóndor desplumado y va acompañado por su sobrino Coné. Desde tiempos inmemoriales, un grupo de alienígenas intentaron hacerse con el dominio del mundo gracias a una gargantilla que anula la voluntad de todos los seres vivos. Sin embargo, los antepasados de Condorito y sus descendientes son inmunes a ese trance, por lo que, ya en la época precolombina, un cóndor desplumado logró hacerse con el amuleto y enterrarlo en una pirámide mexicana.

En época actual, Molosco quiere hacerse con el amuleto y se pone en comunicación con el protagonista quien, entendiendo que se trata de una llamada de cualquier operador telefónico intentando captar nuevos clientes, le dice que conseguirá el trofeo a cambio de que secuestre a Tremebunda, la madre de la mujer que ama, Yayita, quien se opone radicalmente a esa relación. Dicho y hecho. Tremebunda es llevada a la nave nodriza y Condorito, viendo que su amada es perseguida por el atractivo Pepe Cortisona, decide viajar a México junto a Coné para hacerse con la gargantilla.

De esta forma se internacionaliza la historia, ya que es habitual que el cóndor desplumado no abandona su localidad, Pelotillehue, donde juega al fútbol con sus colegas y en donde los niños del orfanato le consideran poco menos que un héroe o un ejemplo. Todo lo contrario que Pepe Cortisona quien parece preocuparse únicamente de su tupé, su sonrisa molona y su impecable automóvil deportivo. Unos caracteres que, a la postre, configuran un film divertido, con aliciente para los más pequeños y no exento de entretenimiento para los adultos. El veterano en el mundo de la animación Eduardo Schuldt ha conseguido, junto al debutante Alex Orelle, uno de los productos del género más interesantes llegados de Latinoamérica en los últimos meses.

Esta producción, rodada en 3D tiene partes ingenuas, como el apuesto contrincante de Condorito. Todo un adonis que parece recuperado de cualquier personaje conservado en formol. A cambio, conserva muchas de las bondades de la tira cómica, intentando ser lo más fiel posible al original. Sorprende la cantidad de homenajes que podemos encontrar en sus 83 minutos de duración. Para empezar, dos de los símbolos más representativos del país: el cóndor y el fútbol.

Desde ese momento, las referencias a producciones cinematográficas y televisivas de gran popularidad no cesar de llamarnos la atención. Por lo que se refiere a la pequeña pantalla, Molosco y sus huestes parecen extraídos de cualquier capítulo de los Simpsons en los que aparecen en los que aparecen los alienígenas con forma de cefalópodos. Condorito hace que pronuncie frases construidas al revés, lo que recuerda al Yoda de Star Wars. También en un televisor se ven a lo largo de la historia fragmentos de Transformers y Pokémon.

Cuando llega a la pirámide maya, surge el recuerdo de Indiana Jones. No solo por las trampas que acechan al protagonista sino también por su sombrero y la forma de conservarlo. Hay otros homenajes. Entre ellos, filmes centrados en catástrofes provenientes del exterior de nuestra atmósfera, como Armaggeddon o Space cowboys. No falta la referencia, aunque sea parafraseando su título, a Cowboys vs Aliens, ni tampoco a Men in Black o Jimmy Neutron. Aparte de todo ello, la cinta está salpicada de otras referencias, como los músicos que no dejaban de tocar mientras se hundía el Titanic, o el pantallazo azul que significa el adiós de Windows XP. Probablemente, habrá muchos más, y es un entretenimiento para el espectador el encontrarlos.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: