Saltar al contenido

Tu fotografía (Photograph) (***1/2)

27 agosto 2019

Imágenes para el recuerdo

A un fotógrafo ambulante de Mumbai le presiona su abuela para que se case cuanto antes. De forma impulsiva le envía la fotografía de una muchacha a la que no le queda más remedio que encontrar cuando su familiar decide viajar para conocerla. De esta forma nace una atracción inesperada para ambos.

Tras adentrarse en adaptaciones literarias, como El sentido de un final, Ritesh Barta ultimó con producción alemana un guion propio ubicado en su país de origen. La cámara se centra en un fotógrafo ambulante en el centro de Mumbai, donde intenta convencer a los viandantes y turistas con una frase: dentro de unos años, cuando miren la fotografía, sentirán el sol en la cara, el viento en el cabello y volverán a escuchar esas voces. El caso contrario es la nada porque todo se habrá ido.

Pide cincuenta rupias, pero puede aceptar treinta, como le propone a una joven que pasa por su radio de acción. Tras aceptar la propuesta, ella se marcha al ser reclamada por algún familiar y mientras Rafi -Nawazuddin Siddiqui- buscaba un sobre para guardar el retrato de su clienta. Es uno más de los muchos emprendedores que intentan sobrevivir con sus cámaras y sus impresoras portátiles. A tenor de lo visto en el film, no le debe de ir muy mal, ya que parece vivir un tanto desahogado y no duda en utilizar frecuentemente los servicios del taxi.

La chica en cuestión es Miloni -Sanya Malhotra-, una aplicada estudiante que, aunque buscaba otra salida profesional, está a punto de licenciarse en contabilidad para orgullo de su padre. Muy pronto dar con su paradero se convierte en la obsesión de Rafi, puesto que éste debe encontrarla a toda costa y no precisamente por las treinta rupias. Su abuela -Farrukh Jaffar- dejará de tomar su medicación hasta que su nieto se comprometa en matrimonio.

Para salir del paso, Rafi le envía la foto de Miloni. La eligió al azar con el fin de contentar a la mujer, pero lejos de conseguir su propósito, la idea se volvió como un boomerang. La anciana, interesada por la imagen que le envió a su nieto, decide ponerse en viaje a Mumbai para conocerla. Esa iniciativa es la que obliga al fotógrafo, quien debe actuar contra reloj para encontrarse con la chica en una población de casi veinte millones de habitantes.

El argumento apenas resulta novedoso. Como sostiene uno de los protagonistas a la salida de un cine, las historias son todas iguales en las películas de hoy en día. La cualidad que distingue a esta propuesta es la forma de contarla. Barta lo hace de forma intimista, a ritmo lento, y con un aura melancólica favorecida por el buen trabajo en ese sentido de los dos actores que encabezan el reparto. Hay una evidente diferencia de edad entre ellos pero, a pesar de ello, Miloni comienza a distanciarse en sus estudios, lo que provoca la intromisión de su profesor. Sus padres desconocen la situación de la muchacha, que cada día frecuenta más al fotógrafo hasta el punto de iniciar una relación entre el respeto y la atracción platónica.

La tristeza es el dominante de esta producción, y se deja sentir desde el primer retrato de Miloni. Ella luce mejor en otras instantáneas tomadas por Rafi, e incluso en el reclamo publicitario en el que destaca su rostro. Ella ansiaba ser actriz y tiene concertado un matrimonio para cuando concluya sus estudios con un chico apuesto y agradable que, sin embargo, no termina de complacerle plenamente. Por eso apenas esboza un par de sonrisas a lo largo del metraje, y siempre que lo hace es en compañía de Rafi.

Hay un cierto aire de cuento en la puesta en escena aun a pesar de una fotografía hiperrealista que incluye una iluminación de contrastes. El aspecto onírico no parece encajar demasiado con esa idea, pero el conjunto se aprovecha de ello y lo engrandece. La ciudad acoge a esos dos amantes diferentes, porque distinto también es el ejercicio propuesto por el cineasta hindú. La ternura preside su relación. Lejos de resultar ñoña o convencional, se disfruta con complacencia porque todo suena a novedoso dentro del tópico más absoluto. Ni la ensoñación ni el carácter mágico que la preside pueden enterrar su credibilidad ni el sabor a realidad que se desprende de cada uno de sus fotogramas.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: